Ser humano, historia de un conflicto

 |

Estaba paseando ayer con mi perro cuando fijé la mirada en un par de niños que reñían en unos columpios del parque. Por lo visto, intentaban establecer un rango prioridad a la hora de subirse al columpio. Tendrían unos diez años, los suficientes como para poder dialogar, pero no tantos como para ceder. Ambos chicos querían subir a la barra de giros concéntricos y dar unas vueltas. Ambos competían por un recurso limitado. Se trataba de un conflicto.

Primero, procuraron convencerse mutuamente. Uno de ellos, se mostró hábil. Intentó convencerle de que tenía a sus amigos esperando y, por ello, habría de tener prioridad. El otro le dijo: “¡Y qué, a mí qué tus amigos!”. Por un momento pensó en ceder, por el bien de los amigos que esperaban cerca. Pero, segundos más tarde, decidió que no, que tenía el mismo derecho, aunque nadie le esperase a él. Ninguno daba su brazo a torcer.

Permanecí cerca, discretamente, para comprobar cómo resolvían el conflicto. Ocurrió lo siguiente. La presión de los amigos del chico que iba acompañado termino por encender el ánimo del que estaba solo hasta el punto de llegar a empujarse. Cada cual tenía su mano sobre la barra, impidiendo cualquier acción del contrario, a la espera. Tras el empujón del chico que iba solo, se produjo el contraataque: otro empujón. El conflicto era ya una riña.

 |

|

El enfrentamiento físico duró hasta que el grupo de sumó a defender a su compañero. El resultado es evidente. Cinco chavales comenzaron a empujar y pegar a uno. Intervine. Mi sola presencia les calmó y dejaron las manos. Retirándose el chaval escaldado, el columpio tenía nuevo inquilino, gracias al grupo. El perdedor se retiró, cabizbajo.

El conflicto estaba resuelto. Avisé a mi perro y nos alejamos entre los árboles, en busca de un poco de sosiego para reflexionar. Recordé entonces las lecciones de filosofía grupal que atendí en su día. Psicología de grupos, ésa sería la materia dedicada.

Y vino a mi mente todo un aparato teórico en torno al conflicto. ¿Qué es un conflicto? Hay muchos tipos de conflicto y, como era previsible, muchas ideas equivocadas sobre él. En una ocasión presenté una exposición oral sobre los conflictos y cómo éstos son connotados negativamente casi al instante, por error. Un conflicto puede ser deseable y productivo, beneficioso.

La Real Academia Española define conflicto así:

1.        Combate, lucha, pelea.
2.        Enfrentamiento armado.
3.        Apuro, situación desgraciada y de difícil salida.
4.        Problema, cuestión, materia de discusión.
5.        Psicol. Coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces de generar angustia y trastornos neuróticos.
Desus. Momento en el que la batalla es más dura y violenta. 
|

|

El beneficio de los conflictos lo anuncia la cuarta acepción del término según la RAE, y lo demuestra la convivencia con otras personas. El conflicto interpersonal (producido entre personas) es una situación que surge en el momento en que se enfrentan diversas opiniones y valores.

Dado un grupo concreto, el conflicto se originará de forma natural en el momento en que los intereses de las partes se excluyan, los cuales requieren ser encauzados hacia una sola meta: el bienestar integral del grupo, para poder cumplir con su objetivo en cualquier tipo de organización. Visto así, con sensatez, este choque de intereses será muy positivo para el desarrollo de toda sociedad.

Continué con el paseo y recordé: intragrupal es el conflicto que se origina entre los miembros de un mismo grupo, es decir, dentro de un determinado conjunto de conjunto de personas, e intergrupal será el conflicto que tiene lugar entre distintos grupos.

Bien, pero ¿cuándo se crean los conflictos? ¿Son naturales? Digamos que existen unos requisitos para que se origine el conflicto. Por ejemplo, la presencia de dos o más individuos o grupos que participan en alguna clase de interacción, la existencia de metas o valores excluyentes, y que las partes se enfrenten con acciones y reacciones mutuamente opuestas.

Parece que los conflictos se originan de forma natural, desde que se produce una interacción caracterizada por un comportamiento destinado a derrotar o reducir al otro, o bien conseguir una victoria determinada.

Así, cada parte intenta crear una posición de poder favorable o desequilibrio para el adversario.

En el terreno político, pienso mientras mi perro husmea la hierba, es donde los mismos conflictos protagonizan posiciones relevantes en el propio proceso de regulación de la sociedad. En opinión de Hanna Arendt, la política es el espacio constituido por individuos que al reconocerse como sujetos libres establecen una igualdad entre ellos. Será un pacto a posteriori para solventar una situación de desigualdad. El Pacto unionis, pacto subjetionis de Hobbes.

Para Schmitt, por su parte, la base del mundo humano es la pluralidad, encargada de llenar a la sociedad de elementos que provean valores y doten de identidad al grupo. En los dos casos, los valores surgen como desacuerdo y provocan el conflicto debido a que la convivencia no es de ninguna forma pacifica por naturaleza.

Convivir significa vivir en desigualdad. Por naturaleza, los individuos nacen en distintas condiciones, lugares, etc. Y con distinta salud y bienes de los que disfrutar. La convivencia implica desigualdad. La democracia, como modelo político, pretende atenuar los efectos de estas desigualdades buscando la paz social que impida el conflicto, pero si esta acción es prolongada, puede dar lugar al estallido de conflictos más graves debido precisamente al desgaste político en el juego social.

Este tema ha preocupado a muchos filósofos sociales y teóricos de la política y la ética. Arendt, reafirmará el argumento de Marx de que la pobreza no es el producto de la escasez natural, sino un problema social y político cuyo origen se encuentra en la violencia social, manifestada como desigualdad económica y jurídica puesto que el derecho garantizado de unos representa el desamparo de otros.

Según tal postura, el problema no es que solo haya un columpio de esas características en el parque, junto a mi casa, sino que un grupo ejerce el poder por la fuerza sobre el individuo solitario. Violencia social en grado básico. Así, el problema, cuestión, o materia de discusión de la acepción 4 de la RAE se transforma en el combate, la lucha o pelea de la acepción 1.

Por el momento, mientras mi perro y yo nos alejamos con esta reflexión, los niños habrán de conformarse con los resultados obtenidos en sus conflictos, muy lejos de comprender a Harendt, Marx o Schmitt.

About these ads

Acerca de Luis Cortés Briñol

Página personal de alguien que dedica una gran parte de su tiempo a observar, leer, escribir y pensar y además considera que algunas de sus inquietudes son lo bastante interesantes como para ser compartidas
Esta entrada fue publicada en Filosofía, Política, Psicología, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Ser humano, historia de un conflicto

  1. aquileana dijo:

    Hola Luis:

    Muy bueno este artículo. Agregaría la fundamental explicación de Nietzsce en cuanto a la Voluntad de Poder como leit motiv o causa fuente del conflicto… Por otra parte , ya desde una visión tan determinista y de cuño naturalista, como lo es la de teoría de Darwin, no queda otra que aceptar el conflicto como un componente inescindible de la noción de Evolución, a la cual, desde el principio de los tiempos hemos estado supeditados…

    Un abrazo, Aquileana :)

  2. candelaarias dijo:

    Buenas noches señor Cortés: estoy demasiado cansada estos días para apurar más la copa de la actividad mental y las palabras pero me gusta lo siguiente:

    ‘Aprendamos a ser los segundos, los terceros, los últimos. Tal vez la más profunda enseñanza que da el roce con las cosas reales conforme vamos de los 20 a los 30, es que la vida merece la pena vivirse aunque no seamos grandes hombres’.

    - Ortega y Gasset -

    Otro día prometo desarrollárselo como argumento. Por donde me gustaría llevarlo a mí en este caso, en el del Conflicto.

  3. Aquileana,

    En efecto, el conflicto es parte de la vida, un destino inexorable. Sin conflicto, no hay supervivencia. En más, me atrevería a decir que, desde un punto de vista biológico y filosófico, la vida en sí es un conflicto natural.

    Nietzsche, el cavilador y amigo de enigmas, como se describía a sí mismo, plantea la voluntad de poder como constitución propia de la vida. Ese homo theoricus desnaturalizado tiene en sus manos una propiedad para sobrevivir. La tensión es característica de la persona. La tensión es conflicto.

    Un abrazo.

  4. Gran autor Candela.

    Y gran fragmento. Una de las claves de la infelicidad es esta> el conflicto sucedido entre quienes somos y quienes queremos ser.

    Cuesta aceptar que somos prescindibles.

    Esperaré con ganas su argumento, pero tómese tiempo. Con calma. La actividad mental es voraz.

    Besos.

  5. sary malagon dijo:

    un conflicto es cuando una persona se pelesa con otra por uqe los dos no tienen los mismos penasamientos

  6. DeBrucyy dijo:

    ahí queda eso

  7. DeBrucyy dijo:

    Luis, tienes mal el reloj; me refiero a que no está con la hora peninsular, quizá lo tienes así a propósito.

  8. Pingback: La visita a la ermita de Santa Ana en Pasajes de San Juan « En El Camino Del Norte

  9. iCarly girl dijo:

    ok!!!!!!! me gustan las imagenes

  10. Pingback: De IRÚN a PASAJES DE SAN JUAN (Pasai Donibane) o primera etapa del Camino del Norte por la Costa « LE MAT CHEMIN

  11. Pingback: La visita a la ermita de Santa Ana en Pasajes de San Juan | La lectora y la Magia

  12. Leonidas Ortega dijo:

    Estoy escribiendo un tema sobre el análisis y la resolución de conflictos… por eso entré aquí. ¡Buena reflexión!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s