Acerca del proceso comunicativo verbal

El resorte dialéctico de la sociedad humana es la necesidad fundamental de comunicarse. La lengua, en todas sus formas, es sólo la expresión más común de este carácter esencial de nuestra naturaleza: el hombre es un amigo para el hombre”.

Lacroix

¿Es el hombre un amigo para el hombre, como decía Lacroix? Puede que a veces sí. Otras, desde luego, es lo más alejado hacia sus congéneres que pueda imaginarse.

La interacción mutua permite al ser humano alcanzar una vida en comunidad, estado en el cual la persona puede realizarse como tal, desarrollando sus plenas capacidades.

|

 

|

Ya viva por interés (como pensaban Hobbes o Freud) o por necesidad (como creyeron Aristóteles o Fromm), rodeado de sus semejantes, el ser humano alberga un carácter social indiscutible. Y también innegable es la importancia enorme que hemos de conceder a la comunicación, siendo ésta el principal medio de relación con demás, y al que se supedita en buena medida el desarrollo afectivo de las personas.

La comunicación es, pues, un área fascinante de estudio que ha sido abordada con ambiciones interdisciplinarias, no en vano por su raigambre profunda y entremezclada. La psicología, la lingüística, la filosofía y la sociología son sólo algunos ejemplos de aproximación teórica y práctica al fenómeno comunicativo.

|

|

Podemos relacionar comunicación con información rápidamente. De modo intuitivo, la comunicación nos señala dos o más objetos. Por lo menos uno que emite un mensaje y otro que lo recibe. ¿Han de ser palabras? ¿Acaso una señal de stop no es transmisión de información? ¿Diríamos que se trata de un proceso comunicativo?

Los lingüistas y los teóricos definen comunicación como la transmisión de un lugar a otro de una determinada información, y más concretamente, como el proceso de transmisión de informaciones de un emisor A a un receptor B a través de un medio C. Todos los elementos que intervienen en esta transmisión integran el sistema de comunicación. Por tanto, una señal de circulación sería integrante de un proceso comunicativo. ¿Qué le distingue de un diálogo?

Desde un punto de vista lingüístico la información ha de tener un carácter intencional y comunicativo. Habría, pues que diferenciar el indicio de la señal. El primero es un hecho que nos hace conocer algo a propósito de otro hecho no perceptible. La segunda es un indicio producido intencionadamente por el emisor para manifestar una intención al receptor.

|

|

La manifestación intencional nos lleva de lleno al aspecto más humano de la comunicación: la comunicación verbal, cuya máxima expresión son las distintas lenguas constituidas por precisos códigos. Al dirigirnos a una persona, a través de un diálogo, alcanzamos la forma más auténtica de intercambio comunicativo, pues no sólo intercambiamos información, como en el caso de la señal, sino que expresamos emociones y actitudes.

Más que eso, el intercambio verbal contribuye de manera imprescindible a nuestro conocimiento del mundo que nos rodea y nos posibilita organizar el pensamiento, expresar sentimientos e ideas y, como último y recíproco objetivo, comprender a los demás. Al hacerlo, se confirma al otro y se confirma uno como ente social, como afirmaba el célebre filósofo Martin Buber:

En la sociedad humana, en todos sus niveles, las personas se confirman unas a otras de modo práctico, en mayor o menor medida, en sus cualidades y capacidades personales, y una sociedad puede considerarse humana en la medida en que sus miembros se confirman entre sí…

La base de la vida del hombre con el hombre es doble, y es una sola: el deseo de todo hombre de ser confirmado por los hombres como lo que es, e incluso como lo que puede llegar a ser y la capacidad innata del hombre para confirmar a sus semejantes de esta manera. El hecho de que tal capacidad esté tan inconmensurablemente descuidada constituye la verdadera debilidad y cuestionabilidad de la raza humana: la humanidad real sólo existe cuando esa capacidad se desarrolla”.

|

About these ads

Acerca de Luis Cortés Briñol

Página personal de alguien que dedica una gran parte de su tiempo a observar, leer, escribir y pensar y además considera que algunas de sus inquietudes son lo bastante interesantes como para ser compartidas
Esta entrada fue publicada en Filosofía, Lingüística, Psicología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Acerca del proceso comunicativo verbal

  1. Judío dijo:

    Un tema muy interesante, Luis.

    Me centraré en un aspecto. Quedamos entonces en que una señal de tráfico como el “stop” constituye un elemento de un proceso comunicativo porque es utilizado para transmitir determinada información de un emisor (los legisladores o las Administraciones Públicas, quizás) a un receptor (las personas usuarias de las carreteras, por ejemplo) a través de un medio concreto (la señal, en este caso). Lo peculiar de este elemento comunicativo es que no es verbal ni gestual, que tal vez sean los dos medios de comunicación más comunes y frecuentes.

    A pesar de que es evidente que existen múltiples modos de comunicarse, me preguntaba si es posible considerar una pieza musical o una pintura como componentes de un proceso comunicativo dado que parece claro que la música, la pintura o cualquier arte transmite un mensaje. Con esto, ¿podríamos sostener que el contenido de la música o de la pintura es información? Y en tal caso, ¿de qué tipo de información estaríamos hablando?

    Un saludo.

  2. Núria dijo:

    Hola!
    No os lo creereis: venía a comentar algo parecido a lo que ha escrito Judío. ¡Qué casualidad! ¿no?
    Bueno, lo digo igual. Quería preguntar, si en esto de la comunicación pueden existir intermediarios. Es decir, vale, démos por válido que el hombre necesita del hombre para reafirmar su existencia. ¿Pero cuantos casos hay de gente que no vale para comunicarse/vivir en sociedad? Miles. Los más afortunados, alcanzan a utilizar su arte como puente hacia la humanidad. Lo cual los acerca un poco a este mundo, justamente a través del suyo propio, llamémosle pintura, música o letras. ¿Puede el arte ser considerado como un intermediario comunicativo (por llamarle de algún modo)? ¿Es un refugio del artista, un escape de la realidad o un puente hacia los demás? ¿existen artistas que sepan comunicarse y vivir plenamente en sociedad si no es a través de su arte?
    Buen tema has elegido, apreciado Luís. Estaré atenta a ver cómo sigue.
    Saludos,
    Núria

  3. aquileana dijo:

    Muy interesante el post.

    Destaco sobre todo la frase con la que comienza el artículo:

    “El resorte dialéctico de la sociedad humana es la necesidad fundamental de comunicarse. La lengua, en todas sus formas, es sólo la expresión más común de este carácter esencial de nuestra naturaleza”…

    Nuevamente los fines ya están determinados y el medio para lograrlo es accesorio…

    Saludos y Afectos, Luis, Aquileana :)

  4. aquileana dijo:

    ¿Podrías traducirme la frase que aparece debajo de tu foto, en el encabezado del blog?:

    “Omnia mecum porto”

    Tante Grazie!!!; Aquileana.-

  5. Hola Aquileana,

    “Omnia mea mecum porto” es la cita completa a la que hago referencia. Se trata de una frase que aparece en un escrito de Cicerón.

    Quiere decir algo así como “llevo conmigo todas mis cosas” o “llevo todo lo mío conmigo”.

    Su sentido, lo encontramos en el propio texto de donde procede (Paradoxa Stoicorum, I, 8):

    “…neque ego umquam bona perdidisse dicam, si quis pecus aut supellectilem amiserit, nec non saepe laudabo sapientem illum, Biantem, ut opinor, qui numeratur in septem; cuius quom patriam Prienam cepisset hostis ceterique ita fugerent, ut multa de suis rebus asportarent, cum esset admonitus a quodam, ut idem ipse faceret, ‘Ego vero’, inquit, ‘facio; nam omnia mecum porto mea”.

    Su traducción quedaría así:

    “…y yo nunca diré que he perdido mis bienes si es que pierdo ganado o ajuar, y no dejaré de alabar a menudo a aquél que se llamaba Bías, según pienso, que se cuenta entre lo siete sabios de Grecia; cuando los enemigos habían conquistado su patria, Priene, y los demás huían de ella de tal manera que llevaban consigo gran parte de sus pertenencias, alguno le llamó la atención, para que hiciera él lo mismo que los demás. Él contestó: “Eso es lo que hago, pues llevo conmigo todas mis cosas”.

    Omnia mea mecum porto, es pues la contestación del filósofo Bías, uno de los Siete Sabios de Grecia, a sus conciudadanos de Priene, quienes, amenazados por el ejército de Ciro, abandonaban la ciudad cargados con todas sus riquezas y se admiraban al ver que el filósofo no hacía ningún preparativo. El filósofo les quiso dar a entender que la verdadera riqueza, nuestra auténtica propiedad, es la sabiduría. Lo único que vale la pena llevarse consigo por siempre.

    Cuando lo leí me pareció una metáfora preciosa. Simboliza esa forma de entender la vida del auténtico filósofo, que ve (donde otros no) el lugar en que se sitúa lo verdaderamente valioso de la vida.

    Espero que te haya gustado.

    Un fuerte abrazo, amiga.

  6. Wene dijo:

    Nuria yo creo que todos servimos para vivir en sociedad y nadie se comunica mejor que otro. Cada uno se comunica a su manera pero no peor, no crees?

  7. Núria dijo:

    Wene,
    Cada uno se comunica a su manera, cierto. Pero debes convenir conmigo en que la voluntad de uno no garantiza el éxito del proceso comunicativo. Hará falta que su entorno decodifique bien esa particular manera de comunicarse, o no habrá tenido mucho éxito el intento. A eso me refería con mala comunicación. Ciertamente hay personas que no logran comunicarse bien: su manera de hacerlo es tan suya que vale para poquito. Es una lástima.
    Saludos,
    Núria

  8. Wene dijo:

    Yo es que no creo que haya maneras menos eficaces de comunicarse que otras, solo distintas. Si sientes que te has comunicado bien pues entonces ha sido una buena comunicación, pero no depende del otro.. Saludos Nuria

  9. Estimado Judío,

    Aprovecho para pedir disculpas por mi demora al responder. Y la hago extensible a Núria. Sufro un dulce mal: acumulación de la vida. Se me acumula la vida que quiero vivir y no me da tiempo de vivir tanto y aprender todo lo que me interesa.

    Procuraré contestar con más rapidez a los comentarios que, he de decirlo, son un pilar fundamental del blog; un blog que pretende, con humildad pero convicción, construir con cada artículo un espacio para reflexión conjunta y el diálogo.

    Sobre la cuestión concreta que ahora nos ocupa, Judío, se me ocurre lo siguiente al hilo de tus palabras. Aunque justo en este caso la señal si corresponda a un ejemplo de comunicación verbal (“Stop”), en muchos otros casos se trata solo de símbolos (comunicación no verbal), que constituyen un código no lingüístico.

    Si establecemos dos grandes áreas de comunicación en función de la presencia y ausencia de verbo (que no lenguaje, pues hay lenguajes no verbales), obtenemos una clasificación binomial absoluta: comunicación verbal y no verbal.

    Pero en grados de especifidad mayores, podemos también hablar de códigos, que conformarán uno y otro grupo. Por ejemplo, ¿qué será una señal de ceda el paso? Un elemento comunicativo de código visual no lingüístico. A su vez podríamos clasificarlos según el origen de la relación significante/significado.

    Otros ejemplos de códigos: no lingüístico gestual o no lingüístico acústico. Un ejemplo de este último: el sonido de un beso será un significante cuyo significado lo encontramos asociado al cariño, el afecto, el amor…

    Así, encontramos una complejidad que crece al paso que profundizamos en las estructuras comunicativas. El matemático y teórico del lenguaje Claude Shannon, establece tres niveles en los que operaría dicho proceso:

    1- Un nivel físico del proceso, dado por el sistema.

    2- Un nivel semántico, compuesto por lengua y otras formas del lenguaje.

    3- Un tercer nivel, sociocultural, en el que se pueden englobar los distintos aspectos de la comunicación que van ligados a la comprensión de contextos humanos.

    En el caso de una pieza musical o un cuadro, ejemplos que propones, estos niveles afectan a caracteres especiales. Los símbolos y signos definen el propio acto comunicativo artístico.

    Tanto signos no verbales visuales como auditivos entran en juego a la hora de transmitir mensajes artísticos. Estos mensajes no son tan concretos como en casos más simples y requieren un esfuerzo y dominio de los símbolos por parte del receptor.

    La comunicación artística es el proceso de transmisión de contenidos placenteros y complejos de un emisor (artista) a un receptor (público). Suele formularse a través del simbolismo del arte del que se trate y necesita una descodificación atenta y curiosa para integrar el mensaje nuevo (desintegrar lo real y reintegrarlo en la nueva percepción).

    Esa desintegración es tan poderosa que termina modificando la capacidad perceptiva hacia otros mensajes artísticos.

    Un abrazo.

  10. Estimada Núria,

    ¡Qué cosa tan difícil esta de comunicarse! Creo, y estoy contigo, que la comunicación, si bien en parte es instintiva ha de responder a un proceso de “entrenamiento” si se quiere, que no siempre da buen resultado.

    Siendo atrevido afirmaré que la gran mayoría de los problemas cotidianos que surgen entre nuestros grupos de amigos, de trabajo o en la familia se deben a una defectuosa comunicación.

    Cuando Wene dice “Yo es que no creo que haya maneras menos eficaces de comunicarse que otras, solo distintas.”, creo que comete un serio error.

    Si de un proceso de relación se desprende el éxito o el fracaso, ese resultado ha de justificarse en la correcta o incorrecta puesta en práctica de los medios a tal fin destinados, más allá de otras cuestiones, segundas, como son el ambiente, o que en todo caso alteran los primeros.

    “Si sientes que te has comunicado bien pues entonces ha sido una buena comunicación, pero no depende del otro..”. No veo que esta afirmación tenga sentido, Wene. La buena comunicación depende del resultado no del sentimiento que uno tenga. Eso sería como afirmar que un buen partido de fútbol será aquel en el que uno siente que ha jugado bien. No tiene porqué.

    Respecto al arte, en efecto, a veces el artista se comunica por cauces no verbales o no cotidiandos. A veces, creyendo entrar en comunicación con personas que descifren su “código” estético, y otras, creyendo así comunicarse con uno mismo a través de la expresión.

    La pregunta sería la siguiente: ¿Se puede hablar de comunicación si el receptor es uno mismo?

    Saludos.

  11. berserker dijo:

    A quien corresponda:
    Hola, saludos, yo quisiera hacer una pequeña referencia no solo a lo lingüistico, precisamente, la comunicación se efectúa entre referente y un receptor, pero, como sabemos en un mensaje las palabras juegan dos papeles importantisimos que son el significado y el significante; el significado es lo que en un contexto se tiene de la palabra y el significante es lo que individualmente y de una forma bastante subjetiva representa esa palabra.

    Lacan nos viene a decir “el lenguaje no sirve; ya que una palabra puede tener uno, dos o veinticinco significados diferentes, alejandose así de la realidad. Lo unico que importa es el inconciente; aquel que nos dice lo que quiere decir”. Tal vez una premisa al aire, para reflexionar un poquito, abierto a controversias.
    Gracias, saludos.

  12. manu dijo:

    Nuevo en este foro, sigo sin entender algo, quizás por ser un profano en la materia. Se trata de lo siguiente. La música y la pintura son trasmisores de comunicación. Mi interés se centra en saber si se puede clasificar como un sistema de comunicación no lingüístico y, por otra parte, como puedo llegar a comprender los distintos significados de sus unidades semánticas. El código de la circulación, banderas, semáforo, etc… los asimiló en relación por supuesto con su significación y su relación con el lenguaje verbal, pero mi problema con la música es que no sé si existe un código concreto, con significados propios y delimitados. O con unidades que en relación con otras me den como resultado un significado concreto, unívoco. Bueno, me lío demasiado y no sé si se entiende lo que planteo.
    Gracias y saludos

  13. Pablo dijo:

    Holas!

    “Muchas veces me he visto en discusiones, en la que siento que no vale la pena seguir discutiendo. Me he enojado. No he aceptado las razones de otros. Entonces, es cuando viene el recogimiento y la reflexión. Doy espacio a liberar mis pensamientos y a la sana reconcialiación conmigo mismo; concluyendo con cosas como las que plasmo acá abajo”.

    Dado que entre la comprensión, intangibilidad y comunicación, no hay separación, debe existir una coherencia entre lo que se quiere decir, y en lo que se dice. Es decir, una coherencia entre el “qué” y el “cómo”. Lo que se dice y el cómo se dice, implican una unidad o inseparabilidad inamovible por su rasgo de simultaneidad.

    De manera que en el proceso comunicativo entran en juego por un lado el contenido (todo aquello que se sustenta de razón y coherencia), y la forma (todo aquello que permite darle vida al contenido), que viene a ser el tono de voz, y la postura adecuada.

    Según estudios neurolinguísticos, las palabras hablan solo un 7%, el tono de voz un 40% y el lenguaje corporal un 53%. Por ello la importancia de la forma en el proceso dialogal.

    Ahora bien, hay que considerar que en una comunicación subyace todo un contexto psicológico de por medio, que depende directamente de la experiencia vivencial de cada quién, y que va a influir en el dialogo, puesto que nadie experimenta de igual forma, ni nadie tiene las mismas vivencias que el resto. Así, se entrecruzan la influencia socio-cultural, y la edad como rasgos denotativos de importancia.

    Como la comunicación en su acepción etimológica significa “algo en común”, se deduce entonces, que entre tú y el otro sujeto no hubo comunicación. Y como el diálogo siempre es entre dos o más, no debes sentirte culpable por no haberlo logrado. Tampoco culpar al otro como estúpido, porque reflejaría tu sentimiento de culpabilidad por no haber sintonizado con el otro sujeto.

    Quién logra sintonizar con muchos son los líderes de la comunicación. Ellos no siempre son los más inteligentes, sí son los más hábiles para esa tarea, respondiendo en alguna medida al “arte de la comunicación”.

    Si te enfureces porque los otros aparentan tener la razón, que no te dé rabia, porque solo así demuestras que el otro tiene la razón. La historia casi siempre viene a demostrar que los que tienen la razón son la minoría, siendo victoriosos los que no tenían la razón, es decir, la mayoría.

    ¿Quién entonces tiene la razón?…Luego: “nuestra vida es la obra de nuestros pensamientos”. Los actos y las palabras son consecuencia de nuestros pensamientos. Nuestros pensamientos hablan por nuestras palabras y nuestros actos. La historia está escrita por nuestros actos, por nuestros hechos. La historia pocas veces tiene la razón. ¿Y que tiene que ver la historia con una conversación? Pues lo que tuviste fue historia: ganó adeptos quien no tenía razón.¿No será entonces, que la razón la tienen aquellos que no tienen la razón? ¿No será que los inteligentes son aquellos que aplaudidos por tener la razón, realmente no tienen la razón?

    Quédate tranquilo. Que tu actitud es lo de un hombre heroico: te frustraste por darte cuenta que teniendo tú la razón, no la tuviste, ya que los “hechos” explican otra cosa. Tus pensamientos tenían la razón; los hechos demostraron lo contraio.

    Como buen soldado, solo me falta buscar a mi mejor amigo en mi enemigo. Así sabré que cuando busco perfección en los demás, es que no acepto ni mis imperfecciones.

    Saludos.

  14. Francisco Miguel Mostazo Álava dijo:

    La cuestión interesante en esta entrada es : ¿qué diferencia habría entre “comunicación” y “diálogo”?.

    O dicho de otra forma: ¿representa lo mismo el mero hecho comunicativo o informativo que el diálogo entendido en el sentido etimológico del término, o sea, como “camino hacia la verdad” (“diá-logos”)?.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s