El origen mental de los números (2ª parte)

La primera parte de este artículo quedó concluida con una cuestión que pronto se planteó el pionero Piaget: el sincronismo entre las distintas operaciones mentales empleadas para conocer el concepto de número. Tenemos tres operaciones necesarias para originar la idea de número: clasificación, seriación y conservación. ¿Se desarrollan al mismo tiempo?

Según el profesor Piaget sí. Pero tal teoría no pudo ser confirmada experimentalmente. Por lo visto, lo único que quedó claro es que la conservación es la última operación alcanzada y que se aprende antes a “conservar” nociones numéricas pares que impares. La pregunta por el origen mental de los números seguía sin respuesta. Además, el psicólogo obvió otro tipo de aspectos a tener en cuenta, y nunca mejor dicho. Sus teorías, en esencia estructuralistas, no repararon en otras explicaciones del desarrollo numérico. La más obvia: el hecho de contar.

Ampliar la imagen

Rochel Gelman, por su parte, sí incluyó la cuenta como operación básica para explicar las demás y distinguió tres componentes en el acto de contar: conceptual, procedimental y de utilización, defendiendo que los principios y nociones de orden, correspondencia y abstracción son anteriores a las habilidades de cuenta (the principles-before-skills hypothesis). Karen Fuson y Leslie Steffe hicieron hincapié en la elaboración de la cadena numérica verbal (contar verbalmente), lo que incorporaba una perspectiva más funcional a lo que se llaman “modalidades de apropiación de la cadena numérica verbal”.

Pero, entonces, si los principios de los que habla Gelman son anteriores a las habilidades que luego permiten ejecutar, ¿cuál es su origen? Y respecto a la elaboración de la cadena numérica verbal, ¿parte esa habilidad de otras anteriores?, ¿qué hace el cerebro antes de que el bebé pueda contar verbalmente?

Las dudas son tan complejas que requieren echar mano de otros instrumentos de análisis. La neurociencia cognitiva, la psicología cognitiva y la neuropsicología han de unir sus fuerzas para avanzar. Ya no son suficientes las observaciones conductuales. Aparecen en este punto las técnicas de imágenes cerebrales, que permitirán detectar las zonas del cerebro que se activan cuando la persona realiza operaciones matemáticas, y por tanto, cuando alberga ya los números en su mente.

Pues bien, los resultados son sorprendentes. El bebé de unos cinco meses espera que un conjunto formado por dos objetos al que se extrae uno de ellos, quede con solo otro objeto. Es decir, deduce por analogía la operación abstracta 2 – 1 = 1.

Ampliar la imagen

El cerebro parece examinar las expresiones simbólicas (como son las palabras o las cifras arábigas) comparándolas con una representación interna lineal cuya acción radica en la región parietal inferior de la corteza. Midiendo las etapas de cálculo y sus secuencias temporales de activación en bebés, hoy sabemos que su actividad mental es distinta si hablamos de percepciones “posibles” o “imposibles”.

Las investigaciones de Karen Wynn se basan en el método de registro de los tiempos de fijación visual, que denota aquello que provoca mayor atención por parte del bebé. Y ofrecen algo insospechado. Los bebés de unos cuatro o cinco meses se sorprenden ante expresiones numéricas “imposibles” (I + I = I) y no lo hacen con expresiones “posibles” (I + I = II).

Las conclusiones se resumen en que, al parecer, existen circuitos cerebrales preespecificados para la representación numérica y una especie de “sentido de la cantidad” innato, e independiente de los conocimientos matemáticos y del lenguaje verbal.     

Fascinante.

3 comentarios en “El origen mental de los números (2ª parte)

  1. El sentido de cálculo innato quizás sea precisamente eso “necesariamente innato”, y radique inherente en el concepto de la lógica celular. Una expresión numérica imposible en un cerebro en formación quizás y solo quizás provoque un pequeño paradigma que necesita ser observado, escrutado e interpretado, un pequeño “flash” si me lo permiten en la lógica neuronal(celular) innata.
    Disculparme por mi simplicidad e ignorancia, entiendo que subyacen elementos más complejos que necesiten de otros foros de desarrollo.

    gracias y sean razonablemente felices

  2. Luis, he leído con gusto las dos partes de esta entrada. Hasta donde dan mis conocimientos de Psicología, que no son muchos pese a mi licenciatura, la verdad es que no había oído hablar de ese innatismo cerebral a la hora de concebir, siquiera sea de forma intuitiva, la idea de número. Me parece muy interesante lo que planteas en este artículo. Con un poco de tiempo, indagaré a ver si tengo por ahí algo de bibliografía al respecto, pero no lo creo.

    Gracias por tu saber y por tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s