El poder de “su” voz. Sobre el anuncio de Amnistía Internacional que el gobierno impide que veamos

 |

¿Historia de una censura? Podría ser. La ONG Amnistía Internacional ha hecho pública la historia de un ‘spot’ (anuncio televisivo) que ha sembrado la polémica y reabierto el debate sobre las facilidades y dificultades que suelen encontrar las organizaciones no gubernamentales a la hora de utilizar los medios de comunicación para difundir sus campañas.

|

|

El poder de tu voz es la nueva campaña de Amnistía Internacional en defensa de los derechos humanos. La intención de la ONG es distribuir el anuncio en todas sus formas (prensa, radio y televisión). Las ondas llevan ya tiempo difundiendo la versión radiofónica e incluso ha aparecido en un par de cadenas estatales de televisión, IB 3 (Baleares) y Canal Sur (Andalucía). Pero eso será todo. La versión televisiva, con las imágenes de políticos que reiteradamente han violado los derechos humanos, es irónica y ácida. Un ejemplo de crítica bien hecha que no llegará hasta la pequeña pantalla de vuestras casas.

De acuerdo con la resolución del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el anuncio carece de carácter de servicio público (lo que impide su emisión gratuita) y además lo califica de publicidad política. Esta última determinación supone considerar ilegal la emisión por parte de cualquier canal de televisión (artículo 9. 1c ley 25/1994) y sancionable como infracción grave (artículo 20.2 de la misma ley), según me cuentan desde Amnistía.

|

|

Desde hace ocho meses, el anuncio visual está prohibido. Y los medios que lo emitan corren el riesgo de ser condenados a pagar hasta 300.000 euros. El controvertido ‘spot’ consiste en una voz “en off” que enumera fragmentos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, mientras aparecen en el fondo varias imágenes de distintos dirigentes políticos hablando, simulándose que son ellos mismos quienes citan los artículos.

El Gobierno acusa a Amnistía de ser partidista (algo prohibido fuera del período electoral), diciendo, en el informe del Ministerio que:

no cabe duda de que el mensaje principal en el anuncio (…) no es el de defender determinados derechos, sino afirmar que éstos están siendo violados por determinados dirigentes y no por otros (…).Además, afirma que la denuncia de los derechos humanos, para tener finalidad pública, debe carecer de controversia”.

|

|

Afirmar que los derechos humanos están siendo violados por determinados dirigentes es una forma de defenderlos. Para defender algo que está siendo atacado y merece absoluta protección, habrá que señalar -como mínimo- a quienes lo atacan, digo yo.

Sobre esto mismo declaran desde Amnistía:

AI no realiza ninguna crítica directa a nadie, sino que sólo enumera derechos de la Declaración Universal de Derechos Humanos e indica lo que deberían hacer estos gobernantes según las leyes internacionales. En cualquier caso, difícilmente puede realizarse una campaña de defensa de los derechos humanos sin denunciar las violaciones que se producen de los mismos. La crítica o denuncia es una forma habitual, lógica y necesaria en la defensa de los derechos humanos. Y defender los derechos humanos es un servicio público.”

Totalmente de acuerdo. Si una campaña de este tipo no genera controversia es porque algo no funciona. Las manos libres y los tópicos sirven de poco. Si hablamos de derechos, hablemos de por qué no son una realidad en decenas de países del mundo. Hablemos claro, si lo que se pretende es llegar a un debate interesante y productivo. Claro que el debate no tiene sentido si se limita al espectador.

Aparte del “partidismo” supuesto, la Administración alude al carácter de publicidad política del anuncio para echarlo atrás y prohibirlo, negando la exención del llamado cómputo publicitario. Tal exención (que emite, o no, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio) consiste en un permiso especial y certificado de modo que la duración del anuncio no figure como publicidad comercial, y pueda emitirse con gratuidad por las cadenas de Tv.

Hasta el momento, según A. I.,

el Ministerio no ha negado la exención de cómputo a ninguna de las principales ONG internacionales por motivos políticos.”

Desde la ONG, consideran un atropello injustificado esta negativa:

La calificación de publicidad política prohibida vulnera derechos como la comunicación libre de información veraz y la prohibición de la censura previa.”

|

|

El anuncio pudo ser menos tendencioso. También las reglas de juego podrían ser más flexibles. No conviene. Demasiados intereses internacionales. La relación administrativa entraña ciertas formas de comportamiento y conducta que suelen solventarse sin mayor repercusión para libertad de opinión. El caso, sin embargo, es muestra de una tensión política previa, una división del poder social análoga a los ejemplos de ese bienestar aparente, antifaz de un medio de rápida cosecha, una superindustrialización en la que el propio derecho, el estilo crítico de vida, es otro artículo susceptible de ser usado y tirado.

Suscribo las demandas de A. I., que apoyo en conciencia, y paso a mostraros susodicho video. Esto de bueno tiene Internet.

|

3 comentarios en “El poder de “su” voz. Sobre el anuncio de Amnistía Internacional que el gobierno impide que veamos

  1. Buenos días Luis,

    En primer lugar, aprovecharé para saludarte: hola.

    Bromas aparte, creo que este es una de las mejores campañas que he visto (o, mejor dicho, que no he visto), en mucho tiempo. Por muchas razones: porque es simple, real, directa, crea tensión… El único problema es que es demasiado sarcástica, y de ahí su previsible censura.
    El problema de fondo que veo aquí lo has mencionado tú ya, y no es más que el del derecho a la información y la libertad de expresión. Se prohibe un anuncio que, recordemos, NO ACUSA A NADIE. Y si el anuncio es irónico, más si cabe lo es que sea la ley la que vete una campaña que -simplificando, es cierto-, lo único que hace es mencionar una de las leyes más fundamentales recogida en el C.E.D.H..
    Algo huele a podrido (en demasiados países)….

    Un fuerte abrazo Luis

  2. Bienvenido a mi espacio Míkel.

    Sé que llevas algún tiempo merodeando por estos lares, en silencio, y me alegra oírte por primera vez.

    Sí, es una buena campaña que no hemos visto. De hecho, para no haberla visto, se vé muy bien.

    Algo huele a huevo batueco, desde luego, y no sé de dónde procede el hedor.

    Un spot que, quizá rayando en lo facilón, vale la pena tener en cuenta. Y un gran grupo de personas que trabaja mucho por lo que cree justo.

    Recibe un fuerte abrazo y hasta cuando quieras.

  3. Pues he visto en otros blogs amigos la defensa del anuncio y siempre he preferido callar; me arriesgaré a probar suerte aquí; te he leído poco, pero lo suficiente como para suponer que puedes no ofenderte. (además sólo hay dos comentarios; menos disputas ;)
    Me parece que es peor decir verdades a medias y superficialmente que callar. No se puede enredar a todas esas personas en el mismo costal. Quien planificó el anuncio ya supuso que todos nos sentiríamos satisfechos y un poco mejores por ponernos al lado de “los buenos”. Eso lo veo como una perversidad de marca mayor. El anuncio es propaganda, no reflexión. Trata de estimular nuestros reflejos condicionados, los mentales, para que, sin más análisis, aceptemos sus premisas. Claro, al meter a Bush hablando de las torturas de Guantánamo, ¿Quién no va a dejar que el resto de los personajes discurran suavemente a través de la inconsciencia? Y luego nos quedará una capa más del barniz de sumisión que acepta las verdades que nos digan los otros.
    Te he leído que confías más en tu propio criterio que en la visión que te aportan los amigos. Coincido contigo en eso. Entonces, ¿No ves que el anuncio pretende sustituir a ese tu propio criterio?.
    Todos esos países son distintos, como distintos son sus dirigentes. Es un error garrafal meterlos en el mismo saco. Todos tendrán errores y aciertos, pero en cada caso lo que importará es lo que sea relevante.
    Decir algo que se parece a la verdad soslayando el análisis del camino que se ha recorrido para llegar a ella es algo terrible; creo que hace un daño inmenso.
    Este anuncio conjuga una serie de trampas terrible; no es la menor de ellas la rebeldía que parece puede aportar su difusión. En definitiva, a mi lo que me transmite es sencillamente: “mándanos dinero. Te sentirás mejor.” Cuestión de Gurús.
    ¿Qué opinas?
    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s