Salinger, el escritor en la sombra

 


If you really want to hear about it, the first thing you’ll probably want to know is where I was born, and what my lousy childhood was like, and how my parents were occupied and all before the had me, and all that David Copperfield kind of crap, but I don’t feel like going into it…


¿Quién no ha leído este comienzo, esta novela, en sus ratos de puberal incongruencia con el mundo -real o inventada-, para reconciliarse con las hazañas de un joven mimado cualquiera, que deja de ser el inocente muchacho que fue?


Jerome David Salinger escribió esas ya famosas líneas. Con 90 años, es uno de los escritores más influyentes de Estados Unidos. Vive sumido en la reclusión que eligió desde el comienzo de su carrera, y sin publicar un trabajo desde hace cuatro décadas. “Me gusta escribir. Amo escribir”, dijo Salinger en 1974 en una de sus raras entrevistas con The New York Times. “Pero escribo sólo para mí mismo, y para mi placer”. Egoísmo literario el suyo. Y celo personal. Este desdén por la publicidad y la empecinada defensa de su vida privada, tan alejada del culto a la exhibición y la fama de la cultura actual, han rodeado a Salinger de un misterio que los medios han retratado en artículos ocasionales.

|

TIME magazine cover featuring J. D. Salinger from September 15, 1961.

|


Salinger tenía ya 32 años de edad cuando debutó en 1951 con The Catcher in the Rye (El guardián entre el centeno), la historia de un adolescente rebelde y sus experiencias quijotescas en Nueva York, que encumbró al escritor a lo más alto de la escena literaria. Su descripción de la alienación del protagonista, Holden Caufield -todo un arquetipo posmoderno del joven caprichoso e insensato-, y la pérdida de inocencia de los adolescentes y su paso a la vida adulta, ha probado su perdurabilidad: aun ahora se venden cada año unos 250.000 ejemplares. La primera edición de la novela, que fue controvertida por la libertad con la que describía la sexualidad y la rebeldía adolescente, puede encontrarse en eBay a precios que superan los 1.300 dólares. Se llegó a considerar libro maldito, al ser era la obra de referencia de muchos asesinos, entre ellos el que acabó con John Lennon.

Salinger no ha publicado otro trabajo literario con su firma desde la novela Hapworth 16, 1924, que apareció en The New Yorker en junio de 1965. Y no ha concedido entrevistas desde 1980. El autor, hijo de un judío próspero importador de quesos kosher y de una escocesa-irlandesa convertida al judaísmo, creció en un apartamento de Park Avenue, en Manhattan, estudió durante tres años en la Academia Militar de Valley Forge y en 1939, poco antes de que lo enviara el Ejército a la guerra, tomó una clase sobre cuentos cortos en la Universidad de Columbia. Como soldado de infantería, Salinger participó en el desembarco aliado en Normandía en 1944 y durante sus primeros meses en Europa se las arregló para escribir cuentos. De sus mayores, Salinger consideraba a Ernest Hemingway, a quien conoció en París, y a John Steinbeck como escritores de segunda categoría, pero expresó su admiración por Herman Melville.

|

Portada original, 1951

|

En 1945, Salinger se casó con una médico francesa de nombre Sylvia, de la cual se divorció. En 1955 se casó con Claire Douglas, unión que concluyó también en divorcio en 1967, cuando se acentuó la reclusión del escritor en su mundo privado y su interés en el budismo zen. Las primeras historias cortas de Salinger se publicaron en revistas como Story, Saturday Evening Post, Esquire y New Yorker en la década de 1940, y la primera novela, The Catcher in the Rye, se convirtió de inmediato en la selección del Club del Libro del Mes y le atrajo enorme elogio internacional. La fama envió a Salinger a la evasión de la atención pública, su renuencia a las entrevistas y su rechazo del escrutinio de su vida privada que se han mantenido hasta ahora. En 1953 publicó una colección de cuentos cortos, Nine Stories; en 1961 otra novela, Franny and Zooey, y en 1963 una colección de novelas cortas, Raise High the Roof Bean, Carpenters and Seymour: An introduction.

Durante la década de 1980, el escritor eremita estuvo envuelto en una prolongada batalla legal con el escritor Ian Hamilton quien, para la publicación de una biografía, usó abundante material epistolar de Salinger. Una década después, la atención mediática que tanto rehuía volvió a posarse en el autor, debido a la publicación de dos libros de memorias escritas por dos personas allegadas a él: su ex amante Joyce Maynard y su hija Margaret Salinger.

|

 


5 comentarios en “Salinger, el escritor en la sombra

  1. Buenas tardes, noches o días,

    Por fin un nuevo artículo, Don Luis, un buen artículo. He disfrutado su lectura. Curioso personaje que no conocía y al que ahora, gracias a las excelentes referencias que nos ofreces de él, trataré de acercarme. Así que agradezco la elección que has hecho.

    Me pregunto, dado que escribe para sí, qué habrá escrito Salinger hasta ahora, con sus 90 años. En 60 años de dedicación literaria se puede escribir mucho. ¿Se llegará a saber algún día? ¿Se publilcará, al modo kafkiano, su obra? Sospecho que sí, ya que tratándose de un escritor de reconocido prestigio alguien querrá sacar partido de sus trabajos literarios. Si el resultado va a ser semejante al del maestro praguense, ojalá se publique.

    Un abrazo.

  2. Querido amigo,

    En verdad iba tocando actualizar la página. Bien sabes que si el ritmo no es superior eso se debe a causa de fuerza mayor, que se diría. Mis numerosas ocupaciones -a las que con pasión me dedico- lo impiden. Conste que hubo temporadas en que publiqué hasta 2 artículos por semana. Así, entre idas y venidas, fluctuando el tempo, se han acumulado ya 70 artículos y más de 500 comentarios. Y muchos más habrá.

    Me alegra, como siempre, descubrirte a un autor. Muy famoso en este caso, y muy conocido entre el público joven. Nada que ver con Kafka, por supuesto. No esperes encontrar tras su muerte una obra sublime y oculta con celo en vida al estilo del maestro praguense. Sí ocurrirá, a efectos del fervor editorial póstumo, que veremos salir a la luz varios cuentos, muchas cartas y quizá algún relato largo. “En 60 años de dedicación literaria se puede escribir mucho”, pero quizá esos 60 años (que tampoco han sido de silencio total) los haya pasado principalmente viviendo y escribiendo cartas a sus amigos.

    Han sido 60 años de vida de un escritor que sufrió al ser famoso y que poco quiere saber ya del mundo. Tal vez, incluso, aprenda de Kafka y queme a tiempo los originales. Quién sabe.

    Un abrazo.

  3. Me alegro que tengas en tan alta estima al gran Salinger. Un hombre dotado del talento pero no de la intención prolífera. Tan bien relataba la alienación adolescente porque en su interior anidaba latente el anhelo de ser Holden Caulfield.

    Tanto me dio esta novela y tanto más el haberla leído con 15 años que me da escalofríos pensar en los adolescentes que no se hayan topado con ella. Pero imponerla sería otro error. Supongo que tendremos que conformarnos con que lean Crepúsculo y Harry Potter. Sí, es verdad que leen ¿pero se interesan en investigar algo de lo que llame su atención?
    Por mi trabajo me toca estar con muchos adolescentes y veo que se mueven hacia la generación de “ignorantes doctos” de Leopoldo Marechal. Licenciados sin cultura.
    Historia:
    El pasado sábado un amigo mío iba por Madrid y se topó con un personaje de unos 20 años, éste le preguntó por algún sitio de marcha por la zona. Mi amigo, educado, contestó y el personaje (un canario) se quedó con el acento y cuestionó: -“¿De dónde eres?”
    “De Galicia” contestó mi amigo. El canario, perplejo, volvió a preguntar “¿Y dónde queda eso, por el norte?
    Mi amigo, intentando guardar la calma, le contestó que sí, que quedaba al norte y el canario emocionado y alzando la voz dice “Ahh, claro! donde eso de la ETA, no?”
    El canario está estudiando medicina en Madrid.
    Médicos que no saben dónde queda Galicia.

    Me fui por la tangente (interesante expresión) pero me interesa saber tu opinión.
    Un saludo

  4. Marlene debo felicitarla por su comentario en esta página de Luis, la que nos permite plasmar ideas y por que no crear alternativas de soluciones a los distintos problemas de la vida cotidiana. Por esta razón es que visito constantemente esta página, lo que me permite aprender de forma constante y sobre todo multidisciplinaria. Aunque el creador de este sitio es esporádico en sus publicaciones.

    Tu sorpresa de encontrar un adolescente, que no tiene un conocimiento básico de la geografía de su país es pertinente. Al respecto yo continuamente me sorprendo de la enseñanza-aprendizaje que se establecen en los colegios, donde durante 12 años permanecen los estudiantes y van siendo evaluados año tras año, hasta que terminan este pregrado para luego entrar a la universidad. Como fueron evaluados para llegar allá sino saben o tienen los conocimientos mínimos. Solo tiene la culpa el estudiante o quienes más.

    Con el permiso de Luis me permito invitar a la comunidad ínter náutica o cibernética a integrar y participar del Club del Libro virtual denominado “Traspasando Fronteras” que vengo organizando. El objetivo principal es analizar libros y poder plasmar en este medio un análisis crítico del mismo, que es muy diferente de una critica sin sentido.

    En mi experiencia se aprende lo que se lee, cuando se escribe lo leído, en un resumen corto y concreto y este aprendizaje es mas efectivo cuando el conocimiento es compartido.

    “mi lema es, toda persona tiene un potencial intelectual y debe explotarlo”

    Las personas interesadas deben dirigirse al correo: armypacheco@gmail.com

  5. Vaya, aquí dice lo de los asesinos psicópatas y la influencia del libro de Salinger en el asesino de John Lennon. De esto hablé en algún otro comentario del blog.

    Otra cosa: Luis, escríbenos algo sobre otro gran solitario de la literatura y autor de poca obra como fue Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Bueno, poca, pero gran obra, como la de Salinger.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s