Breve nota en homenaje a Quintín Racionero

Llevo varias horas pensando en el Catedrático de Universidad español Quintín Racionero, profesor de Filosofía de la UNED, que falleció el pasado jueves en Madrid. Su muerte me ha entristecido mucho. Por desgracia, Quintín no ha podido recuperarse de la enfermedad contra la que luchaba desde hace tiempo.

Recuerdo de él muchas cosas buenas. Su carácter, su voz grave, su valentía, su crítica ácida sin importarle quedar bien con el poder, su rebeldía con causa y el gran afecto que mostró hacia tantos y tantos alumnos que disfrutaron de su oratoria y sus clases magistrales. Gocé con sumo placer de su excelente traducción comentada de la “Retórica” de Aristóteles, para la reputada colección de los clásicos de Grecia y Roma de Gredos, estandarte de erudición en la bibliografía española. Y aprendí a saborear algunos detalles del griego de los filósofos, gracias a su amplia formación en filología clásica. ¡Ay, los griegos…!   

La última vez que estuve con Quintín fue poco antes del verano, cuando coincidimos en Madrid con motivo de la Junta de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, donde desarrolló buena parte de su carrera docente e investigadora. Me contó, ilusionado, que tenía previsto un nuevo proyecto sobre argumentación y retórica para ponerlo en marcha a lo largo del curso que ahora comienza. Contaba con mi apoyo y entusiasmo, pero nunca podrá verlo hacerse realidad. Sin embargo y a pesar de su muy débil salud, siguió trabajando y ofreciéndonos sus perspicaces análisis sobre una maltrecha institución como es la universitaria, llena de avatares y cambios.

Con él en el recuerdo, con un amargo sentir por su muerte, empiezo a trabajar esta noche, rememorando y haciendo más vivas que nunca las palabras que me dirigió hace años, en un momento de incertidumbre para mí, cuando conversábamos en su despacho: “Lo importante es seguir, chaval, es lo importante“.

3 comentarios en “Breve nota en homenaje a Quintín Racionero

  1. Un abrazo a la distancia de fortaleza querido y siempre recordado Luis…y como te aconsejaba sabiamente tu Profesor Quintín Racionero : ” Lo importante es seguir, chaval, es lo importante”. Extrañando tus interesantes artículos en FB y aquí. Saludos afectuosos desde Chile en Primavera lluviosa. Cristy Rojas Navia. Colegio de la Divina Pastora.

  2. Conocí a Quintín Racionero hace apenas 25 años mientras estudiaba Historia, el daba historia de la filosofía, una asignatura “maría”. Nunca olvidaré su forma de ENSEÑAR , su rebeldía, su erudiciónl… Gracias Quintín por hacerme ver donde se esconde el verdadero conocimiento. El mundo es algo mas estrecho desde que no estás en él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s