La verdad y el poder en Foucault

Desde Platón, la problemática de la verdad ha sido analizada como un atributo del discurso, como el fruto de una justa conexión entre los signos lingüísticos y las esencias de los objetos. Toda la filosofía analítica sienta sus bases en esta idea de la verdad. Razón por la cual, a finales del s. XIX y a lo largo de todo el s. XX, la filosofía del lenguaje ha llegado a intoxicar todos los centros de la reflexión filosófica.

Pero tanto para Nietzsche como para Michel Foucault, la verdad no puede ser analizada como una relación (sea de correspondencia, como propone Descartes, o de coherencia, como propone, entre otros Davidson), como algo que resulta de la conexión entre las palabras y las cosas; como algo generado por y para la conciencia como mediadora entre el orbe lingüístico y el ontológico. Foucault deja de lado los estudios de la conciencia como generadora de conocimiento, concebida como una investigación de un sujeto trascendental, propia de las filosofías fenomenológicas y de los utópicos modelos marxistas. Para Foucault, la verdad, más que estar en relación al juego de los signos y de las significaciones, más que depender de los órdenes de las denotaciones externas del discurso que modifican las enunciaciones, tiene que ver con una política del enunciado.

 |

 

 

Michel Foucault (1926-1984)

| Continúa leyendo La verdad y el poder en Foucault

Anuncios

Ciencia y fe (crítica a un artículo de J. I. Ruiz Aldaz)

 

[Artículo de opinión publicado en Diario de Navarra, el 3 de julio de 2008]

El presente texto es una critica del artículo ¿Apertura o estrechez de la razón?, de Juan Ignacio Ruiz Aldaz (prof. de teología de la Universidad de Navarra), publicado el 23 de junio de 2008.

Planteo aquí una brevísima crítica sobre el artículo de Juan Ignacio Ruiz Aldaz, titulado ¿Apertura o estrechez de la razón?, que Diario de Navarra publicó el lunes 23 de junio.

A mi juicio, el profesor comete deliberados despistes retóricos, con fines seguramente persuasivos, construyendo un texto que oscurece más que aclarar. El conflicto entre ciencias y fe es bien antiguo. Correctamente entendidas, a ambas les corresponden campos diferentes del saber humano –hasta aquí de acuerdo-, si bien, dado el estado actual de las primeras, el problema sólo puede resolverse mediante una demarcación de “jurisdicciones” o áreas en las que cada una sea soberana, dejando de lado los vanos intentos de conciliación que ofrecen como único resultado la humillación de las ciencias y la insatisfacción de la fe. Continúa leyendo Ciencia y fe (crítica a un artículo de J. I. Ruiz Aldaz)