James Gleick o cómo hacer atractiva la teoría del caos

Voy a hablaros del escritor y periodista estadounidense James Gleick, por considerarlo un ejemplo de cómo divulgar ciencia desde “fuera de la ciencia”. Probablemente, mi divulgador favorito sea Carl Sagan, por su estilo, personalidad, amplitud temática, buen hacer y carácter pionero en algunos formatos. He leído con entusiasmo y admiro a los que considero grandes de la divulgación, como son Steven Weinberg, Ilya Prigogine, Jacob Bronowski, Stephen Hawking o los españoles Antonio Damasio, Jose Manuel Sánchez Ron o Joaquín Fuster, por citar algunos. Pero todos ellos tienen formación científica. De ahí que haya optado por Gleick, para poner en valor precisamente la figura de divulgador no científico.

James Gleick se hizo famoso por publicar una obra titulada “Chaos: Making A New Science”, publicada en 1987 (con traducción española bajo el sello Crítica, “Caos: la creación de una ciencia”, 2012), un texto que introducía en términos sencillos la apasionante historia del desarrollo del conjunto de teorías multidisciplinares especializadas de la dinámica que se apodan coloquialmente bajo el epígrafe de “Teoría del caos”. En verdad, lo que se da en llamar teoría del caos, es un conjunto de explicaciones sobre sistemas complejos y dinámicos que involucra estudios y avances de ciencias diversas, como son la matemática, la física, la biología, la geología o la meteorología, entre otras.

Gleick divulgó el desarrollo de los estudios sobre los sistemas complejos, que se forman de partes conectadas entre sí de tal manera que esa vinculación, invisible para el observador, genera interacciones que modifican el comportamiento de los elementos de una manera impredecible. Las propiedades resultantes de esas interacciones se llaman propiedades emergentes.

El movimiento de un sistema dinámico no sigue una trayectoria definida, sino que yerra en su comportamiento. ¿Por qué ocurre esto? Debido a que el sistema es atraído para moverse así, es decir, está bajo influjo de un atractor. La forma de atracción es irregular y nos parece azarosa, aunque no lo es. Los atractores caóticos aparecen en sistemas no lineales y son la causa de que no podamos predecir el comportamiento futuro de un sistema caótico, a pesar de que ese caos pueda ser completamente determinista.

El atractor de Lorenz (1963)

La aplicación del caos a la economía de los mercados financieros y la metáfora del inocente aleteo de la mariposa en un punto del mundo que puede despertar efectos perversos en otro remoto lugar, hizo del libro de Gleick una obra de interés para un público muy dispar. Desde psicólogos hasta analistas de bolsa, pasando por profesores y alumnos de universidad y personas curiosas sin formación superior. Debemos a Gleick la popularización del famoso efecto mariposa, así como la aparición de la teoría del caos, con derivaciones sentimentales y acientíficas incluidas, en el cine y la literatura.

Para Gleick fueron claves las entrevistas directas a expertos, a la hora de escribir su obra. Realizó un intenso trabajo de estudio previo. El estilo directo, en clave narrativa, ha sido muy importante para justificar el éxito del libro. No encontramos con Gleick una descripción idealizada de la ciencia, sino testimonios directos que reflejan las tensiones internas y la competitividad de la investigación.

La estrategia de Gleick para alcanzar el éxito de su obra es enfocarla de manera que el lector pueda comprender lo tremendamente rica que resulta investigación en ese campo y la cantidad de parcelas del conocimiento a las que puede aplicarse. Como evidencia Smith (2011) en otra obra divulgativa posterior sobre teoría del caos, podemos partir del estudio del caos para comprender los nuevos retos del cambio climático, la astronomía, la predicción del tiempo o, incluso, los juegos de azar y la psicología social.

Tal vez no sea la mejor obra introductoria a la teoría del caos que existe, técnicamente hablando, pero es la más conocida y leída. Una referencia. Si estamos ante un divulgador reconocido es quizá porque ha sabido emocionar y transmitir interés por un campo de estudio arduo y difícil, atrayendo al público no científico, con amenidad y rigor, hacia los confines de la ciencia. Y sin duda Gleick ha dado en la diana, al tocar directamente sobre la tecla de nuestros miedos, nuestra pasmosa incomprensión del mundo.

Popper (1983) dejó claro que la ciencia jamás podrá contestar preguntas acerca del significado y propósito del universo. Para Sir Karl Popper nada es cierto y seguro, nada es completamente predecible. El universo no parece otra cosa que probabilidad y la probabilidad podemos encontrarla en la naturaleza física de las cosas.

Coincidiendo con Gleick (1987), tal vez nuestro error como humanos resida en querer explicar la naturaleza de una manera fragmentada, como un conjunto sumatorio de partes aisladas, una mera suma de partes, olvidando que lo fundamental es que esas partes se influyen unas a otras y nosotros mismos, al observar dichos elementos interactuando, los influimos también.

 

Bibliografía

Gleick, James (1987). Chaos: Making a New Science. Ed. Viking Penguin, New York.

Moon, Francis (1990). Chaotic and Fractal Dynamics. Ed. Springer-Verlag, New York.

Popper K. (1983). Conjeturas y refutaciones: el desarrollo del conocimiento científico. Ed. Paidós, Barcelona.

Smith, Leonard (2011). Caos: una breve introducción. Ed. Alianza Editorial, Madrid.

Walter Ritter Ortíz y Tahimi E. Perez Espino. (2011) ¿QUÉ SON LOS SISTEMAS COMPLEJOS Y SUS PROCESOS DE EMERGENCIA? Diciembre, 8, 2016, recuperado de Centro de Ciencias de la Atmósfera, UNAM. Sitio web: http://rcci.net/globalizacion/2011/fg1126.htm

Imagen 

Extraída de https://en.wikipedia.org/wiki/Chaos_theory#/media/File:Lorenz_attractor_yb.svg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s